8 noviembre, 2016

¿Necesitan terapia los habitantes del pueblo de ‘Amanece que no es poco’?

Cuando “no aguantamos este sindiós”, el inconsciente pone en marcha mecanismos de defensa que hacen tolerable la realidad, tan potentes como el humor delirante y surrealista que despliega en todo su esplendor el señor Cuerda, dejándonos al margen de cualquier tipo de control racional en la visita a este pueblo de la sierra de Albacete...